Mejores bandas sonoras de películas

La buena música y las buenas películas van más de la mano que las palomitas de maíz y la mantequilla. Y aunque no todas las películas presentes en esta lista son las más aclamadas por la crítica, todas y cada una de ellas tiene una banda sonora digna de admirar, disfrutar y celebrar. Porque no hay nada como una épica banda sonora que transporte al espectador a otra época, que haga llorar a un teatro lleno de extraños o que complemente una escena trascendental.

La música es una parte muy importante de las películas y en esta lista encontrarás las películas con buena banda sonora

  1. Dirty Dancing: El equipo musical detrás de este travieso drama romántico sacudió los años 80 y entendió de la mejor manera que la única forma de hacer enloquecer a la audiencia es con una banda sonora que haga el ambiente. Con una discografía que va desde éxitos conmovedores como “These Arms of Mine» de Otis Redding y «She’s Like the Wind», el álbum se instaló en el puesto número 1 en la lista de Billboard durante meses, y sigue siendo muy relevante para cualquiera que no pueda tener suficiente de Johnny y Baby pasando el mejor momento de sus vidas.
  2. A Star Is Born: Bradley Cooper, que dirigió y protagonizó esta nueva versión contemporánea de A Star Is Born, nunca había cantado en su vida antes de subir al escenario como el icónico Jackson Maine. Afortunadamente, contrató a algunos músicos muy talentosos para trabajar en la banda sonora de la película y con una mezcla de blues, country, folk rock, pop y un éxito como Shallow, Cooper no solo compartió micrófono con la mega estrella del pop Lady Gaga, quien escribió e interpretó gran parte de la banda sonora, sino que también el artista estadounidense Jason Isbell prestó su ayuda para la letra de uno de los grandes éxitos de Jackson, “Maybe It’s Time”.
  3. Selena: La banda sonora de Selena de 1997 solo cuenta con la verdadera esencia de Selena Quintanilla-Pérez, la reina de la música tejana. Interpretada por Jennifer López en pantalla grande, Selena pasó al pop con grandes éxitos como «Dreaming of You» y «I Could Fall in Love». Estas joyas musicales tocan nuestros corazones y no hacen rememorarla.
  4. Moana: Lin Manuel-Miranda compuso los temas de la película de Disney, Moana. Conocida por ser una de las mejores hasta la fecha. Además de que la película relata la vida de una viajera polinesia y su lucha empoderadora a través del océano para salvar a su isla, la banda sonora es brillante e incluye temas como “De nada” cantado por Dwayne Johnson en la versión original y el himno “Cuán lejos voy” cantado por Alessia Cara también en su versión original.
  5. Guardianes de la Galaxia Vol. 2: Algunas veces las secuelas eclipsan a sus predecesoras. No estamos diciendo que el segundo volumen de Guardianes de la galaxia sea superior en narrativa que su película anterior, pero hay que admitir que es la mejor en cuanto a la banda sonora. Una combinación alegre y nostálgica de clásicos retro nos pone a bailar. Con canciones como Mr. Blue Sky , The Chain de Fleetwood Mac y Bring It On Home to Me de Sam Cooke. Este tipo de canciones son las que encontrarías en los cassettes de tu padre y eso nos remonta a tiempo felices.
  6. 500 días con ella: La comedia romántica protagonizada por Joseph Gordon-Levitt y Zoey Deschanel, cuenta con una banda sonora excepcional que incluye pistas de Black Lips, Regina Spektor y Wolfmother. Junto a estos héroes están el clásico There Goes The Fear de Doves, Sweet Disposition de The Temper Trap y Please Please Let Me Get What I Want de The Smiths.
  7. El guardaespaldas: Tienes a Whitney Houston y Kevin Costner. ¿Qué más puedes pedir? La banda sonora de esta película es una delicia. Presentando en gran medida las habilidades vocales de una de las mejores cantantes de todos los tiempos. La música presente en El guardaespaldas es la razón más importante para ver este thriller romántico de 1992.

La música pueden hacer que una película se vuelva reconocible durante un periodo de tiempo determinado mediante el uso de canciones famosas que destacan a una época específica. Las canciones originales y pegadizas pueden llegar a ser tan populares como la propia película.

Si tomamos como ejemplo a Armageddon y Titanic, podemos ver que ambas son películas famosas de los noventa que tuvieron un gran impacto en la cultura pop. Pero es quizá la música lo que hace que sean memorables. Armageddon tenía I Don’t Wanna Miss a Thing de Aerosmith y Titanic tenía My Heart Will Go On de Céline Dion.

Con una canción reproduciéndose de fondo durante una escena, puede que ni siquiera te des cuenta de que está allí, pero aunque no lo creas, se quedará pegada en tu cerebro y la próxima vez que la escuches te hará pensar en la película.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *